Parte de Guerra: Carta 3



no te besaré, porque la parte más difícil de esto
es tomarte la mano y dejarte partir…
McR

La guerra sigue, wow, a veces me siento cansado y enfermo de todo esto… amor tú sabes lo que se ha vuelto todo esto, poco a poco vas rompiendo los lasos con el pasado, pero el enemigo desgastado al igual que yo, dejo de usar la “energía”: al final le puede llamar como quiera, es brujería. Inicio una táctica más sutil: el chantaje, ahora recurre a ser la víctima de tu pasado e invoca viejas figuras, ahora dice que tiene miedo que alguien le quiere hacer daño (yo no)… vaya que cobarde, no puedo creer todavía que alguien a casi sus 60 años recurra al chantaje para llamar la atención, lo peor es que te dice que es tu culpa y que su ex pareja, después de tres años, te busca para lastimarte físicamente (de hecho sostiene que te quiere matar), ¿en serio? ¿es tan cobarde? o quizás en el supuesto que sea cierto, ¿ni siquiera te va a defender? es el cariño que profesa ponerte delante de él ante una amenaza así, yo siempre a los enemigos y rivales los trato con respeto, como las reglas de caballería lo marcan, pero esta vez sin querer me hizo reír, confirmo que es lo que desde la primera carta decía: es un cobarde, ahora eso se me hace poco ya que al ver que sus tácticas tienen poco o nulo efecto, recurre a victimizarse para distraer tu atención, de inicio siempre te dije que era un mentiroso y que jugaba sucio, pero esto ya es el colmo, él dice “mago de la luz” y ¿teme por una chica de menos de 30 años, que supuestamente primero lo quiere matar a él y luego a ti? vaya alguien que ha controlado (y destrozado) vidas a través del uso de energías oscuras dice eso, ¡que decepción! realmente es lo más bajo que le he visto hacer.

Tengo varias teorías la primera es que ya no aguanta más esto y el chantaje es su último recurso, mi segunda conjetura es que el destino va a pasar a cobrar facturas y quizás es la primera de muchas que debe, la tercera que quizás solo usa esto para tener un respiro y volver a la carga, lo cual me indica que su energía vital se está agotando, pero en cualquier caso yo estoy listo para pelear, recuerda que esta pelea no es por ti, es por lo justo y lo correcto darle a cada quien su cada cual en la justa medida de sus acciones, quitar a una persona así del panorama, más allá de salvarte a ti y recuperes tu libre albedrío, es salvar a muchas más que caen día a día en sus juegos, tú ya estás dañada y eso no se puede borrar, pero si puedo hacer que tu cordura no se pierda.


Te voy a contar algo, hoy hace nueve años decidí tomar un camino, mis motivaciones fueron muchas, también estaba en una guerra una guerra que de inicio estaba perdida, pero aun así el destino me llevo a convertirme a Tata Ndoki y aprender cómo se manejan las energías, irónicamente escogí el camino más oscuro para poder servir a la luz, porque entre las muchas motivaciones que comentaba al principio, una era no dejar que otros pasaran por lo mismo que yo, así fue muchos años, hasta que entendí que por mucho que intentes ayudar a la gente y quitarle les factores externos que no los dejan seguir su vida y evolucionar, no puedes cambiar su mentalidad, sus vicios… eso ya depende ellos, cuando te das cuenta de eso, solo te queda el consuelo de que tratas de hacer lo mejor para limpiar su camino y evolucionen.

Esos días la paz con guerra fueron mi día a día, para llevar esto adapte mil reglas de caballería y limites, esto porque toda batalla ganes o pierdas lo tienes que hacer con honor y libre de karmas o el destino te pasa factura, pero si no lo hace el tú mismo enloqueces porque sabes tus actos, por eso hoy ver al enemigo haciendo esos juegos mentales como recurso, me provocan lástima pero a la vez me ponen más alerta que nunca, al final tu destino no lo sé, pero sé que no es conmigo, aunque al final verte sonreír me hace querer que así fuese, pero mi misión es solo ayudarte, por que como te dije (más de una vez en estas cartas que tú nunca vas a leer) librarte a ti, es librar a muchas personas, para hacer eso no puedo hacerlo recurriendo a otro tipo de energías, además mis atributos se perdieron y al final si gano, esta batalla la gano limpia y con honor, pero para hacer eso tuve que desprenderme de muchos sentimientos y sensaciones a la par de eso reconstruirme en otros sentidos, por eso la parte más difícil de todo esto fue saber que llegando el momento te dejare partir.

Después de todo esto quizás tú y los que leen esto, se pregunten ¿para qué tanto esfuerzo?, ¿para qué vivir tanto desgaste?, bueno ya explique que hay guerras que te tocan vivir, quizás el destino te las pone para redimirme por la batalla perdida hace diez años, quizás sea mi último acto de amor por ti y por la humanidad, quizás también sea porque sigo creyendo que el mundo es un lugar oscuro pero nosotros lo hacemos más al ver que sucede esto y no hacer nada, como decía Einstein: “La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa”.

V